jueves, 22 de octubre de 2009

Paisaje cósmico del jardín.

El paisaje cósmico del jardín es un texto olvidado en las nervaduras de las hojas de las plantas y en las formas de las ramas de los árboles. El alfabeto de las plantas expresa las distintas direcciones de fuerzas de la tierra que vuelven al río en el deshielo de una primavera mudando el mensaje del sonido a nuevos lugares.
La solidez rítmico armónica de Juan Pablo Greco con su guitarra y la precisión y dinámica de Luis Perez Korsaike en la percusión materializaron una estructura muy fluída con la que interactué con mis aerófonos y el piano.
El recuerdo que tengo de nuestras sesiones musicales es muy grato y rescatar lo espontáneo de nuestros procesos fue la tarea a la cual nos avocamos esa tarde.
La lluvia borra del jardín las huellas de la tierra pero los sonidos tienen correspondencia con recuerdos y así se transforman en sonidos internos, el sonido interno del paisaje cósmico del jardín está escrito en la memoria de los minerales que hablan con las estrellas porque su movimiento es milenariamente lento. Pero hay un instante de entendimiento en el movimiento de todas las cosas y eso lo intuímos con nuestro trabajo (y ésta también es una relación secreta con la armonía de las esferas de Pitágoras).
Así el Paisaje cósmico del jardín es una pregunta abierta que muda con los colores de la tarde que es más amiga de los instantes que viven adentro de los segundos con que concretamos nuestras notas musicales que de definiciones históricamente sobrecargadas de mensajes, eso es así porque en la vitalidad del diálogo musical la confianza fue el pincel con que dibujamos el paisaje de los recuerdos del silencio con nuestro sonido.

M.J.